jueves, 27 de noviembre de 2008

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en jóvenes.

El 6 de este mes es el Día Mundial del Glaucoma, la segunda causa de ceguera y se calcula que para 2020 una 11,2 millones de personas padecerán esa enfermedad en todo el mundo, según la Asociación Argentina de Glaucoma (ASAG).

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que ocurre cuando la presión del líquido que se encuentra dentro de los ojos aumenta gradualmente. Este aumento de presión puede causar pérdida de visión y hasta ceguera. La información que se incluye aquí trata sobre el glaucoma de ángulo abierto, el tipo más común de glaucoma.

Cualquier persona puede sufrir un glaucoma o aumento de la presión intraocular (nada que ver con la presión arterial ni con un tumor), pero las personas con antecedentes familiares tienen más riesgo de padecerlo, hasta el punto de que esta enfermedad ocular sigue siendo la segunda causa de ceguera en jóvenes, asegura el doctor Sergio Bonafonte, director del centro de oftalmología Bonafonte de Barcelona, un centro de referencia en el tratamiento de problemas oculares.

Delante del ojo, existe un espacio pequeño que se llama "cámara anterior". El líquido del ojo entra y sale por este espacio para humedecer y nutrir los tejidos. Por razones que hasta el día de hoy son desconocidas, cuando una persona tiene glaucoma, el líquido sale muy lentamente del ojo. Esto hace que el líquido se acumule y aumente la presión dentro del ojo. Si la presión no se controla, puede dañar el nervio óptico al igual que otras partes del ojo y causar pérdida de visión.


Al comienzo, no hay síntomas. La vista permanece normal y no hay dolor. Sin embargo, a medida que avanza la enfermedad, la persona con glaucoma puede notar que la visión lateral le comienza a fallar. Es decir, es posible que siga viendo bien hacia el frente, pero no de lado. Según avanza la enfermedad, el campo visual se va reduciendo y lleva a la ceguera.

El especialista admitió que "la mayoría de los pacientes detectan esta enfermedad cuando ya han perdido un 80% de su campo visual" y destacó que "si bien la catarata es la causa más frecuente de ceguera no es una afección irreversible, ya que mediante una microcirugía se puede recuperar la visión".

Cualquiera puede tener glaucoma, pero algunas personas corren mayor riesgo:
  • Personas de descendencia afroamericana mayores de 40 años
  • Cualquier persona mayor de 60 años
  • Personas con familiares que han tenido glaucoma

La detección temprana del glaucoma es de suma importancia, dado que la pérdida de la visión, en la mayoría de los casos, puede prevenirse con un tratamiento adecuado.La mayoría de glaucomas no dan síntomas y son descubiertos en revisiones tanto rutinarias como preventivas, en este último caso llevadas a cabo por tener antecedentes familiares de esta dolencia ocular. El glaucoma puede ser de ángulo abierto y cerrado, una clasificación que se basa en la lentitud o rapidez con que se manifiesta.

El objetivo del tratamiento es controlar su progresión y prevenir la pérdida del campo visual y la visión, para lo cual se utilizan desde colirios hasta rayos láser y microcirugías y, según las características de cada paciente, la colocación de un implante valvular para regular la presión.
En Estados Unidos, donde hay estudios sobre glaucoma, se estima que "por lo menos 2,25 millones de personas padecen esa enfermedad, de las cuales entre 84.000 y 116.000 ya han llegado a la ceguera bilateral.

Para esta enfermedad existen tres tratamientos: los colirios o gotas aplicadas en los ojos, el láser y la cirugía. Con la cirugía, si el paciente ha sido cogido a tiempo en el 85 por ciento de casos logra estabilizarse, mientras que en el 15 por ciento restante se requiere una segunda tanda de gotas, láser o intervención quirúrgica.

En la actualidad se están conduciendo muchas investigaciones en los Estados Unidos para conocer las causas del glaucoma y para mejorar el diagnóstico y tratamiento. Por ejemplo, el Instituto Nacional del Ojo (NEI) financia una serie de estudios para encontrar cuál es la causa del aumento de la presión del líquido dentro del ojo. Al conocer mejor este proceso, es posible que los médicos puedan descubrir la causa exacta de la enfermedad para así mejorar la prevención y el tratamiento de la misma. El NEI también realiza pruebas clínicas para nuevos medicamentos y técnicas quirúrgicas para el tratamiento del glaucoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada